Growth Hacking Reflexiones

Growth Marketing de “pagafantas”

Growth Hacking Pagafantas

Aplicar técnicas y usar herramientas porque otros lo dicen no es muy aconsejable. Descúbrelo en esta reflexión sobre Growth Hacking.

Este post es una reflexión sobre la diferencia entre la aplicación inconsciente de acciones para el crecimiento de tu startup y la aplicación estratégica.

Se miró al espejo, estaba elegantísimo. Se le notaba un poco nervioso pero sabía perfectamente que al llegar se le pasaría. Siempre pasaba. Ese era un día especial, llevaba todo el año intimando con ella, se habían convertido en inseparables. Ella siempre recurría a él para cualquier cosa y casi todos los días se convertían en confidentes, contándose absolutamente todo.

Y, por fin, se iban a dar las circunstancias idóneas. Esta noche podría esperar que se besaran. Entre chistes y risas, casi con tono juguetón y coqueto, se retaron a ir a ver una película romántica (no, 50 sombras, no, por Dios!) al cine. Él lo percibió como la oportunidad perfecta.

Apenas 20 minutos de la hora acordada, sonó el teléfono. Era ella. Sus primeras palabras le arrancaron un suspiro pero las siguientes lo dejaron helado: “Fran, un chico guapísimo que he conocido, nos acompaña. No te importa, ¿verdad?.

Pagafantas: el que se lo curra mucho y luego no se come una rosca. - piopíalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

¡¡Buenos días!! ¿Qué tal este Agosto que va llegando a su fin? ¡Arriba esos ánimos que empieza un nuevo curso!

Yo me enfrento a retos súper interesantes y esto es bueno porque me obligarán a salir de mi “confort zone” y, por supuesto, me servirán de inspiración para compartir nuevos posts contigo que, espero, considerarás interesantes. ¡Ya me dirás si es así!.

Y, bueno, hoy quizás sea un ejemplo de esa salida de zona porque voy a publicar un post diferente a lo he publicado siempre. Quizás hasta roce la polémica pero, si uno no es valiente, no va a ningún lado, ¿verdad?.

Recorriendo distancias como pollos sin cabeza.

Bua, si la expresión de “pagafantas” ya me resulta algo “fea” esta de “como pollos sin cabeza” me parece bárbara. Se refiere a cuando le cortas a … Bueno, ya sabes lo que pasa. Que echa a correr sin rumbo, topándose con todo. Pobrecillo.

Bueno, pues es lo que muchos profesionales y muchas empresas estamos realizando con nuestro marketing y estrategia de crecimiento: leemos y hacemos, hacemos y leemos. Y si, nadie puede cuestionárnoslo, recorremos distancia. Pero, ¿esa distancia recorrida es en realidad la distancia que queríamos recorrer? ¿Nos conduce hacia donde queremos ir? Es más. ¿Nos conduce siempre hacia un mismo sitio? Tal vez no.

Hace un tiempo se puso de moda hablar de herramientas. Herramientas por aquí, herramientas por allá. Todos hablábamos de nuevas herramientas. Hasta que nos cansamos de simplemente mencionarlas y dijimos: “eeee, las herramientas sin cabeza no sirven para nada” - piopíalo    . ¿Te acuerdas?

Pues ahora, a mi humilde opinión, está ocurriendo lo mismo con “las técnicas”. Técnica de no se qué, técnica de no se cuan. ¿Cómo conseguir un aumento del cuachisprescientico por cientrico en el númeriscidentístico de registricos?. Tu ya me entiendes.

Pero, una vez más, las técnicas sin cabeza no sirven para nada. Puedes ser “pollito” (lo que se les dice a los novatos en la universidad) pero siempre será mejor que ser “pollo sin cabeza”. ¿no crees?.

Correr hacia un lugar

La estadística no es una bola de cristal mágica

Otra de las cosas que están muy de moda (desde ya hace mucho tiempo) es el uso de estadísticas y el “sesgo de confirmación”. Pensamos que las estadísticas contienen una verdad absoluta y nos abrazamos a ellas para convertir en “seguro” un camino que, cuando menos, “es incierto”.

Veamos un par de ejemplos:

“Los que mueren de cirrosis alcohólica son unos verdaderos héroes”. ¿Qué te parece esta afirmación? ¿Una barbaridad? Espera, te la confirmo. Según un estudio del gobierno que me he encontrado por ahí, “1 de cada 10.000 ciudadanos muere por esta causa”. Entonces, cuando una persona muere, estadísticamente hablando, 9.999 se salvan. ¿Podríamos verlo así? Y eso significa que esa persona ha salvado, estadísticamente hablando, la vida a 9.999 personas. Para mí esto es un acto heroico. ¿No crees?

Veamos otro ejemplo: “9 de cada 10 cuesquiños en la calle son ignorados”. Durante mucho tiempo, desde que existen las ciudades, ir andando por la calle y “tirarse un cuesquiño era un acto muy arriesgado”. Lo más probable es que alguien te oyese y te quedases pasando vergüenza. Las calles de las ciudades estaban demasiado transitadas como para confiar en que, mirando a un lado y al otro, puedes “dejarlo caer” y que pasar desapercibido. ¿Verdad? Claro, la estadística dice que es muy probable que alguien te oiga así que, como verdad absoluta, jamás nadie se tiraría un cuesquiño por la calle.

Pero luego llega uno (que no, que no soy yo, que es mi primo) y se da cuenta de que ahora la mayoría de la gente va pendiente del móvil, abstraída en sus cosas, hay demasiado ruido en la ciudad y estamos demasiado acostumbrados a que nadie se cuesquee por ahí. Y entonces decide probar: ea, cuesquiño. Ains que bien. ¿Sabes qué? 9 de cada 10 nadie los oye. El que queda da vergüenza, eso si.

Pero comprendes que la estadística narra el pasado pero no predice el futuro - piopíalo    . Te puede ayudar a comprender ciertas cosas y a deducir que podría pasar, pero no asegurártelo.

¿Te has preguntado cómo se encuentran esas nuevas técnicas que aplicas a diario? Con creatividad. Con la capacidad de cuestionar esas verdades que la estadística te lleva diciendo un montón de tiempo.

Caso particular de quien no voy a revelar

Bueno, bueno, bueno. ¡Madre mía! Pos menuda rayada le ha dado al Vic hoy, estarás pensando, ¿verdad?.

Pues si y no. En realidad la llevo macerando un tiempo y hasta hoy no me había decidido a escribir sobre ello. Y todo surgió observando las actuaciones de un cliente al que aprecio un montón y que me ha autorizado a escribir sobre esto.

Se trata de una empresa de tecnología, con un producto digital (una buena herramienta).

Observando su trayectoria, vi cómo invertía mucho dinero y esfuerzo en hacer “un buen marketing”:

  • Creaba muy buenos contenidos que publicaba en su blog y canales sociales.
  • Ofrecía una versión gratuita muy suculenta y precios muy competitivos con respecto a sus competidores.
  • Impecable servicio de atención al cliente hasta para la versión free.
  • Invertía una buena cantidad de dinero en influencers que le recomendasen a toda su red.

Este cliente, llamémosle A, estaba consiguiendo tener una gran presencia en el círculo social en que se movían sus clientes pero tenía un grave problema: fallaba en un aspecto crucial que su competencia tenía cubierto.

Los influencers a los que pagaba lo recomendaban pero no lo usaban porque no podían obviar esa necesidad.

Nuevos influencers del sector se interesaban por el producto, viendo que sus colegas lo recomendaban, pero terminaban abandonando la prueba porque les resultaba demasiado costosa “la migración” o descubrían por medio esa “carencia insalvable”.

Los seguidores de esos influencers se registraban cuentas pero no terminaban de usarlas porque, en realidad, no las necesitaban.

Si, todos lo adoraban, todos los conocían, pero los números “euros en la cuenta” crecían mucho más despacio de lo esperado. Tristemente se estaba convirtiendo en “el pagafantas del sector”.

¿Es la propia mejora una estrategia de Marketing? - piopíalo    

Powered by Vcgs-Toolbox

Mejorar uno mismo también es Growth Marketing

La verdad es que no sé como expresar la idea de que, cuanto más visibles somos, más visibles son nuestras virtudes (que nos esforzamos por resaltar) pero inevitablemente también lo son más nuestros defectos.

Podemos invertir un montón en resaltar y que otros resalten nuestras virtudes pero, inevitablemente, antes o después, todos los que vean nuestras virtudes verán también nuestros defectos.

Así que le dije:

  • Pregunta a tus embajadores (y a los colegas que puedas) qué les impide usar tu producto.
  • Haz una lista de los “insalvables” que constituyen las razones por las que prefieren a la competencia.
  • Invierte todo lo que puedas (incluso el presupuesto de Marketing durante unos meses) en igualar o superar a la competencia en esos “insalvables”.
  • Ahora sigue haciendo ese marketing.

Mejorar uno mismo también es marketing cuando solventas las razones por las cuales tus acciones de marketing te aportan notoriedad pero no te aportan clientes. ¿Me sigues?

Conclusiones finales

Si, claro, muy bonito. Pero, ¿qué pasa si no tenemos recursos para igualar a la competencia en esos aspectos? ¿Qué pasa si nuestro producto es para un segmento más pequeño, que no tienen esas necesidades ya que asumimos que no somos tan grandes como la competencia?

Por supuesto, no digo que todo sea fácil ni barato. En ese caso, quizás nuestra estrategia no sea la correcta y esas acciones para “conquistar las masas” no sean las correctas. Quizás nuestro presupuesto debería centrarse en llegar a menos personas, a esas que sí pagarían por nuestro producto.

Pero todo hay que verlo. ¿Verdad? Lo que en realidad quería decir con este post es:

  • No debemos aplicar técnicas y usar herramientas sin control. Siempre debe haber un propósito y una estrategia. No debemos acumular saber, ni hacer una colección de herramientas ni técnicas sin conocer qué es lo que realmente queremos y perseguimos.
  • La estadística habla del pasado, las oportunidades del futuro. Y la diferencia se marca creatividad. Las estadísticas nos deben servir para comprender el pasado y, creativamente, encontrar nuevas vías. Reproducir una y otra vez lo que se dice que estadísticamente funciona no es tan producente como parece.
  • La mejora propia también es marketing. Una actitud autocrítica y constructiva, sumada a la predisposición para mejorar y escuchar a nuestros clientes puede dar mejores resultados que una exposición máxima. Si un 2% de clientes se compran “tu tipo de producto”, puedes pensar que necesitas llegar a más personas para que ese 2% sea más voluminoso. Pero donde quizás un cambio en tu producto convierta el 2% en un 4%.

¡Ya está! ¡Madre mía! Peasho de post que no me atrevía a plubicar y ahora me lío y fíjate, casi un libro. Jajajajajaja.

No te canso más: ¿Qué te ha parecido? ¿estás de acuerdo? ¿Crees que “se me ha ido la pinza”? ¿Dirías que me he pasado? ¿Qué vas a hacer para recuperarte de esta lectura? ¿A qué edad te capuzaste la primera vez? ¡Cuenta cuenta!

Acerca del autor

Víctor Campuzano

Growth Hacker no soy, pero lo vivo. De mi blog no vivo, pero aquí si que soy como soy. Marketing Digital, Creatividad y Blogging con pasión y desenfado. Alumno del Postgrado de Growth Hacking por IEBS.

Ahora es tu momento

*

13 comentarios

  • Certero post, y además, como “experta pagafantas” del sector LOPD, puedo suscribir y acreditar todo lo que comentas.

    También comparto el hartazgo frente al exceso de las palabras “estrategia” y “herramienta”, todas imprescindibles, todas mágicas, todas absurdas si no se aplican con cabeza.

    Lo curioso es que el pensamiento mágico funciona muy bien en el mundo blogger y triunfan los titulares como “gana 2000 suscriptores en un mes” “multiplica tu convertibilidad con esta herramienta” , etc. Titulares engañosos todos, porque ninguna herramienta es infalible, ninguna estrategia es mágica, pero así nos los venden.

    Cuando ya has hecho el imbécil un tiempo límite para no instalarte en la imbecilidad definitivamente, descubres que sobran falsos profetas de la nada, gurús de mercadillo vendiendo baratijas y mercaderes de ilusiones.

    Gracias por este post, honesto, claro, y sin mas pretensión que ayudarnos a dejar de correr como pollos sin cabeza.

    Un aplauso por ello.

    • Hola Marina!!

      No sé que agradecer más, si el hecho de que te hayas pasado por aquí, el que me hayas dejado un comentario o el propio contenido del comentario. Tenía mucho miedo de que se malinterpretada mi postura ya que no pretendo criticar sino concienciar. Con tu última línea veo que lo has visto así y me quedo más tranquilo.

      Además, he podido descubrirte, navegar un montón por tu blog y suscribirme. Chica donde estabas metida!!! 🙂 (o yo, que últimamente sólo salgo “al parque”).

      Pues eso, que millones de gracias por ese comentario! 🙂

  • Halaa, menudo storytelling te has marcado al inicio del post eh? Buena introducción 🙂
    A ver, lo que dices es cierto, que ponerse a hacer growth hacking sin ton ni son, pues no te va a llevar a ninguna parte. Aunque el ejemplo que comentas me suena más a un fallo en el desarrollo del producto, que a un fallo en la aplicación de técnicas de growth hacking.
    Y es que muchas veces eso del growth hacking, por muy chulo e impronunciable que suene, no sirve de nada si el producto no satisface las necesidades de tu público.
    Saludos Victor!

    • Hola Cris!!

      No puedo estar más de acuerdo contigo y veo que has extraído una de las esencias de este post. De hecho, si escuchas a Growth Hackers consolidados, como el caso de Val de Growth Hacking Labs, comprendes que “el desarrollo del producto forma parte del propio Growth Hacking”. No solo es Marketing, sino también desarrollo, mejora y cabeza.

      Pues eso, que millones de gracias por “romper esta flecha” por mí en este post. Me ha hecho mucha ilusión! 🙂

  • Hola Víctor, lo cierto es que hay demasiado ruido en general. Yo creo que lo has dicho, la clave es que un influencer o líder de opinión se convierta en abanderados de ese producto o servicio.
    Que lo incluya en su día dia porque una campaña puntual me sirve para ese momento pero no es suficiente.
    También me ha pasado de comprar herramientas recomendadas que luego no cumplen las expectativas. Una empresa que bajo mi punto de vista lo hace muy bien es Semrush. Cada vez veo más bloggers populares que la recomiendan y la usan que es lo que verdaderamente da credibilidad al asunto.
    PD:ayer leí el título del post y me provocó una sonrisa. Me sonaba el estilo, y pensé de quien va ser si no. Jeje

    • Jajajajaja. Que bueno el nombre que te has puesto “Silvia Cueto que se te vaya la pinza Víctor muchos años ;)” jaajajaja. Que sepas que yo conocí a una chica que se llamaba “Lucía de la Fuensanta María Clara Isabel Eugenia”. Te lo juro!!!! (Si me lee que lo corrobore).

      Como dices, no es muy bueno el efecto que se provoca con esa mala praxis y por supuesto que no es bueno recomendar algo en lo que no crees. Yo mismo me estoy perdiendo un montón de dinero directo por rechazar propuestas de recomendar cosas que seguro serán muy buenas pero como no he tenido tiempo de probarlas pos va a ser que no (respiro, respiro).

      Y eso que yo no soy influencer. Jajajaja. Que ya me he puesto yo a decir aquí como si pintase algo.

      En fin, Silvia, que ya sabes que adoro tus comentarios y me ha molado que hayas conectado con Marina.

      Saludos! 🙂

  • Muy buenas!

    Vaya! Cuanto bueno por aquí!

    Pues primeramente, pienso que a veces, sí que actúo como una “pagafantas” y no lo sabía.
    Seguro que realizando actos para poder mejorar y así poder conseguir lo que deseamos, es lo idóneo.

    Soy una persona que por el querer aprender, va cogiendo herramientas, las cuales nos proporcionáis profesionales en las materias, pero que no las llevo muy en orden, y me alegra el haberme podido parar a reflexionarlo, gracias a este magnífico post.

    Abrazos y hasta pronto!

    • Hola Pilar!!

      Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar, ya sabes significa mucho para mi.

      Comentarte que probar no es un error, ni mucho menos. En caso de profesionales, muchos nos aventuramos a probar y eso forma parte de nuestro aprendizaje. Por eso digo que prefiero ser “pollo” que “pavo sin cabeza”. La diferencia es que el “pollo” investiga desde una perspectiva crítica para ver si cosas le funcionan y el “pavo sin cabeza” reproduce sin criterio. ¿Me sigues?

      Te animo a probar y equivocarte, por supuesto. Yo lo hago a diario!

      Un saludo!

  • Hola Víctor, estoy de acuerdo contigo de que hay una herramientaxicación de mucho cuidado.

    Me ha gustado especialmente la idea de mejorar los resultados de tus productos teniendo en cuenta los problemas detectados por el público, es el mejor marketing.

    Un saludo y sigue tan divertido como siempre. Otro a mi querida Marina que se lo curra un montón.

    • Hola Mª Ángeles!

      Muchas gracias por el comentario, ya sabes que los adoro. Y si contiene palabras tan “bondadosas”, pues más aún. Gracias!! También de parte de Marina. En cuanto se despierte le atizo un achuchón de tu parte.

      Muchos abrazos para ti!!! 🙂

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar su navegación y realizar tareas de análisis y las pertenecientes a WordPress. Advierto que si continuas navegando, aceptas su uso. Puede cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.

ACEPTAR